Creciendo desde el pie

La Brigada Agustín Pedroza del SUNCA lanzó su campaña de trabajo 2017: están en 15 centros educativos

Paola Beltrán

La Brigada “Agustín Pedroza” del SUNCA lanzó el sábado 11 de marzo una nueva etapa de trabajo en quince Centros Educativos Públicos que se encuentran distribuidos en diez departamentos. Tal como lo viene haciendo, la Brigada interviene en liceos, escuelas y jardines públicos. Colabora de forma solidaria y articulada con las instituciones y el barrio, en la reconstrucción y reparación de los centros.

Por este motivo, EL POPULAR entrevistó con el Coordinador Nacional de la Brigada, Faustino Rodríguez, con quién repasamos el camino recorrido, así como las diversas experiencias, aprendizajes y perspectivas.

En el espacio en que transcurre la entrevista en el local central del SUNCA, cuelga de la pared una pizarra en la que, de forma ordenada y numerada, están escritas las nueve “intervenciones”, aparte de los Centros educativos, que están en pleno desarrollo y a continuación una lista con el título “Lista de espera”. El trabajo es constante, las situaciones “son todas urgentes”. Pero ¿cómo arrancó todo?

Nosotros tenemos, como trabajadores de la construcción, más facilidad para la participación porque venimos de una realidad. Nuestro trabajo no es estable” explica, “llegamos a las obras con mucha dificultad cuando conseguimos trabajo, a veces consiguiendo el dinero para un ómnibus, a veces no llevamos ni comida porque no hay pa´ la comida y ahí son los compañeros de esa obra, que nunca nos va a dejar tirado, ofrecen de comer en la “olla” o compartir el pedazo de falda. Siempre, históricamente ha sido así. Entonces entendemos la solidaridad desde ese punto de vista también.” La solidaridad nace de la necesidad y se profundiza al organizarse.

 

La Brigada antes de la Brigada

 

Estos tiempos de climas extremos que parecen novedosos para la mayoría, así como los destrozos que generan, no son novedad para el SUNCA. “En el año 70, cuando sufre un tornado Florida, Fray Marcos más concreto, donde murieron once personas y arrasó prácticamente con el pueblo, al otro día ya estaban los trabajadores de la construcción organizados por el SUNCA dando una mano en ese lugar. No se llamaba “Agustín Pedroza” pero era una Brigada organizada por el SUNCA.”

Faustino continúa el recorrido por situaciones similares, en 2001 un tornado en Migues, 2002 en otra zona de Canelones, y la respuesta a la solicitud de colaboración en algunos casos o a la respuesta espontánea ante los acontecimientos por parte del Sindicato, también se repite “estuvimos presentes ya, al otro día”.

En el año 2012 se la Brigada adopta el nombre “Agustín Pedroza”. A partir de esta nueva etapa, el trabajo de la Brigada no se detuvo y continuó creciendo “siempre le recuerdo a los compañeros que la primera intervención que hicimos con la Brigada Pedroza y ya con la remera roja fue en la escuela N° 227 en el km 16 de Camino Maldonado. Colocamos ahí más de noventa vidrios con nuestros compañeros vidrieros afiliados al SUNCA y de ahí no hemos parado”.

 

De Pedro, María, de Juan y José

Otro elemento que da cuenta de un camino que se expande, es la participación de estudiantes que se ponen a disposición y se suman a la Brigada. “Estamos viviendo una experiencia muy rica donde, no solamente trabajadores de la construcción, militantes del SUNCA sino, gurises de la Universidad de la República se han agregado. Hoy mismo unos gurises de la Facultad de Psicología me plantearon que se quieren sumar y bueno, capaz que nunca levantaron un balde de portland, no sé, pero bueno, van con nosotros y nosotros a aprender mucho de ellos”

El estar presentes sistemáticamente, acudir ante el llamado de una comisión de barrio, un centro educativo o un vecino o vecina que se arrima para solicitar la solidaridad de la Brigada, contagia. El mejor ejemplo es hacer y esto motiva a los propios vecinos a querer ser parte “me tocó ir con la Brigada a una casa que se incendió. Estaban la señora con su hija y nos preguntó: “¿cómo hacemos? ¿Cómo es la Brigada? ¿Se puede participar?”. Esto hace unos días atrás. Le dijimos que sí, le explicamos cómo funciona la Brigada y el sábado pasado fueron la madre y la hija a una escuela y re contentas se fueron con su participación y con la intención de seguir participando. Es maravilloso esto y hay cantidad de gente que nada tiene que ver con nuestro gremio, pero si con la idea de ser solidarios, que se van agregando. Una señora que no estaba organizada ni en el trabajo…”

Trillar también implica meterse allí donde parece que nada ni nadie llega. “Nos metemos en los asentamientos. Recordaba el otro día una canción de Yupanqui que decía “vi tanta pobreza que pensé Dios por aquí no pasó”. Y es tremendo, porque por más que se viene resolviendo, para mí de una forma muy lenta todavía, la pobreza está ahí. Hay que entrar en los asentamientos y ver la situación de cómo vive la gente, cómo viven los gurises, qué comen y es como la frase de Artigas “La causa de los pobres no admite la menor demora”, hay que resolver el alimento, el trabajo, hay que resolver el techo, se viene el invierno y otra vez a pasar frío, otra vez a soportar la lluvia y que entre el agua en esos techos de chapa todos rotos y bueno, para eso está la Brigada.”

Faustino, Coordinador Nacional de la Brigada “Agustín Pedroza”, se entusiasma ante las posibilidades a la vez que para la pelota contra el piso porque reconoce la responsabilidad que implica la tarea; solidaridad, trabajo, un espacio de participación cada vez más grande, complejo y profundo. “Hay lugar para todos en la Brigada. Vamos a recibir a todos quienes vengan con buenas intenciones de colaborar, fundamentalmente, con los más necesitados”. Pero la cosa es de ida y vuelta: “Nosotros lo que hacemos también es devolverle algo a la sociedad. La sociedad también nos rodea, uno ve cuando pasan las movilizaciones del SUNCA a la gente aplaudir que no tiene nada que ver con el gremio. Entonces ¿cómo no vamos a pensar en seguir ayudando?”.

Terminamos la entrevista, afuera lo esperan para ir hasta la Policlínica “Los Reyes” en Manga. Un primer encuentro para evaluar y también para incorporar la idea de comenzar a transitar la vinculación más cercana con el barrio. El presente es de solidaridad y trabajo para la “Pedroza” y el futuro espera entusiasmado.

Para participar en la Brigada “Agustín Pedroza”

Escribiendo al mail: suncapitcnt@gmail.com ; o también, dirigiéndose directamente a los locales del Sunca en todo el país.