Se detectaron anomalías y podría haber enterramientos en el Batallón 14 de Toledo

  • Publicado en DDHH
El martes 21 de agosto técnicos uruguayos y argentinos ingresaron al Batallón Nº 14 de Toledo, luego de la denuncia realizada por el periodista Marcelo Falca del diario La República.
 
La denuncia fue presentada en marzo pasado en el marco de nuevo código del proceso penal. Se solicitó al Fiscal Especializado en Crímenes de la Dictadura, Ricardo Perciballe, que un geo radar analizara el suelo de una enfermería construida alrededor de 1983 y en una dependencia que sirve de alojamiento al personal militar, cuya construcción es de fines de la década de 1970. 
 
Luego de tres días de trabajo con el geo radar los técnicos encontraron anomalías en el suelo. Los técnicos solicitaron mapas del lugar para comparar con las anomalías encontradas y en unos días elevarán al fiscal Perciballe un informe definitivo.
 
En mayo el fiscal había ingresado al centro militar y había declarado que, “si el geo radar da algún indicio, ahí sí se evaluará la posibilidad de la tercera etapa. Esta es la primera etapa.”
La tercera etapa precisamente son las excavaciones en el Batallón Nº 14 de Toledo.
 
Esa unidad militar es el sitio señalado por distintos testimonios como el lugar donde se enterraron 23 ex presos políticos traídos desde Argentina el 5 de octubre de 1976 en el llamado “segundo vuelo de la muerte”. Esta causa es patrocinada por el doctor Oscar López Goldaracena.
 
Conviene recordar que el Batallón Nº 14 de Toledo fue un lugar de enterramientos clandestinos. Allí se encontraron los restos de Ricardo Blanco Valiente y del maestro Julio Castro. Este último con un balazo en el cráneo.