El 21/9 Placa de la Memoria en el antiguo local central del PCU

  • Publicado en Partido

El Estado uruguayo homenajeará al que fuera uno de los bastiones de la lucha popular.

Walter Cruz

Luis Tourón fue un entrañable compañero que siempre andaba de buen humor y que no lo perdía aún en los momentos más dramáticos. Aquel día de hace más de 46 años, cuando observó la llegada de los forajidos, se encerró en una pieza del viejo local del PCU y llamó al Palacio Legislativo.

“Tienen que suspender todo y venirse muy rápido para Sierra porque estos hijos de puta nos van a matar a todos. Chau, hasta la victoria siempre”, dijo Tourón y cortó sin esperar respuesta. Afortunadamente, entre el Palacio Legislativo y la hoy Fernández Crespo, casi Uruguay, no quedan tantas cuadras y los legisladores llegaron en pocos minutos.

Eran Héctor Gutiérrez Ruiz, presidente de la Cámara de Diputados electo por el Partido Nacional en 1971, y los diputados comunistas Rodney Arismendi, Vladimir Turiasky y Jaime Pérez, que evitaron la masacre, cuando ya habían seleccionado los primeros jóvenes para matarlos.

El presidente constitucional era Juan María Bordaberry, electo por el Partido Colorado, quien un año más tarde daría el Golpe de Estado, instaurando la más criminal dictadura que haya conocido el Uruguay en toda su historia. Bordaberry terminó su vida procesado por la Justicia y cumpliendo prisión domiciliaria.

Faltan solo quince días

Con fecha del 16 de julio de este año la Comisión Especial de la ley 18.596 resolvió favorablemente la solicitud de la Comisión Nacional de DDHH del PCU y el viernes 21 de este mes se colocará la Placa de la Memoria en la que fuera la sede central del PCU en Fernández Crespo casi Uruguay.

Será al atardecer de ese día y allí harán uso de la palabra un representante del Ministerio de Educación y Cultura, y otro del Partido Comunista de Uruguay. Todos los detalles de esa jornada se ultimarán en estos días. Por tanto algo más habrá para agregar.

Seguramente estarán presentes algunos de los que vivieron aquella jornada del 14 de abril de 1972, un intento fallido que fue la antesala de posteriores crímenes.

Así fue aquel 14 de abril de 1972

El siguiente es el texto de la nota dirigida al maestro Nicolás Pons, presidente de la Comisión Especial de la ley 18596:

“La Comisión Nacional de Derechos Humanos del Partido Comunista de Uruguay se dirige a usted con la finalidad de solicitar la colocación de una placa, sobre basamento de hormigón, frente al número 1720-1722 de la calle Fernández Crespo, de la ciudad de Montevideo, lugar donde en el año 1972 funcionaba el local central del Partido Comunista de Uruguay.

El hecho que solicitamos se destaque es el siguiente: el día 14 de abril de 1972, mientras se realizaba un activo con más de 500 militantes de la UJC, en el local de la entonces calle Sierra 1720, fue asaltado por un grupo de elementos vestidos de civil, portando armamento militar y policial, integrado por miembros de la fuerza de seguridad y civiles integrantes de bandas fascistas que operaban coordinadamente con estos.

La horda invasora, al mando de un comisario de policía, se mantuvo varios minutos dentro del local, amenazando la vida de las casi 500 personas que se encontraban allí, habiendo llegado a seleccionar y apartar a 20 personas.

La operación fue interrumpida por la llegada del presidente de la Cámara de Diputados, Héctor Gutiérrez Ruiz y de los diputados comunistas Rodney Arismendi, Jaime Pérez y Vladimir Turiansky, entre otras personas.

Este hecho, abortado a tiempo por la rápida llegada de los parlamentarios, fue el primer intento fallido de lo que posteriormente sucedió en la Seccional 20 de nuestro Partido, que culminó con el asesinato de 8 militantes comunistas.

A 46 años de este hecho aún impune y con el objetivo de mantener viva la memoria sobre los actos de arbitrariedad institucional y terrorismo ejercido por agentes del Estado, consideramos justo y necesario que este hecho reciba el reconocimiento público de manera explícita al amparo de lo dispuesto por los artículos 7 y 8 de la ley 18.596 de reconocimiento y reparación a las víctimas de la actuación ilegítima del Estado, en el lugar donde en 1972 se cometieron los hechos que destacamos.

Proponemos que el texto de la placa exprese lo siguiente: ‘Aquí funcionó el local central del Partido Comunista de Uruguay, (Sierra 1720), que el 14 de abril de 1972 fue asaltado por una banda paramilitar armada que amenazó con asesinar a casi 500 jóvenes reunidos, los que salvaron su vida por la llegada de un grupo de parlamentarios’.

Agradeciendo se resuelva afirmativamente la presente solicitud, saludamos a Ud. y demás integrantes de la Comisión que preside, muy atentamente.”

La Comisión Especial de la ley 18.596 resolvió favorablemente lo solicitado por el PCU en julio de este año.