Policía argentina reprime frente al Congreso a manifestantes contra la reforma previsional

Una batalla campal se desató en las afueras del Congreso argentino entre policías y ma-nifestantes que intentaban frenar el debate de la reforma de pensiones. Los disturbios registrados hoy en Buenos Aires entre la policía y las miles de personas que protestan contra la reforma del sistema de pensiones que se debate en la Cámara de Diputados a propuesta del Gobierno de Argentina dejan hasta ahora 81 heridos y 48 de-tenidos. Los manifestantes se concentraron el lunes en las afueras del Congreso de forma pacífi-ca en espera del debate para decidir la promulgación de la reforma de ley que impulsa el Gobierno del presidente, Mauricio Macri, para reducir los salarios y aumentar la edad de jubilación. Sin embargo, efectivos de seguridad cargaron contra los manifestantes, pese a una me-dida cautelar contra la represión. De hecho, los policías ya habían armado una línea con escudos para evitar el ingreso de las personas al recinto legislativo y lanzaban bombas lacrimógenas. En ese contexto, la Cámara de Diputados ha continuado la misma jornada la sesión para tratar la reforma previsional, ante la insistencia del Gobierno que pide la aprobación lo más pronto posible. En la protesta participaron diferentes sindicatos acompañados de dirigentes de la oposi-ción, quienes han expresado su rechazo a la reforma que pretende reducir los beneficios de los jubilados. Macri espera contar en la Cámara de Diputados con el apoyo de un sector del peronismo opositor luego de que el pasado jueves fracasara una sesión para tratar la reforma a cau-sa de violentos enfrentamientos entre manifestantes y policías y del fuerte rechazo políti-co al proyecto. La iniciativa es la primera de las reformas económicas, junto con la tributaria y la laboral, que impulsa Macri luego del contundente espaldarazo logrado en las elecciones legisla-tivas de octubre. Pese a ser la fuerza mayoritaria, el oficialismo necesita negociar en el Congreso con la oposición para sacar adelante las leyes. En sus dos años en el poder, el Gobierno de Macri ha enfrentado continuas protestas en rechazo de sus polémicas medidas, como despidos masivos de trabajadores, aumento en las tarifas de los servicios públicos y una inflación que ronda el 40 por ciento.