Resolución Política del Comité Central del PCU - 3/12/17

  • Publicado en Partido

En su sesión compañeros “José Suárez y Daniel Coira”.

El Comité Central del Partido Comunista de Uruguay se reunió a 6 meses de la realización de nuestro XXXI Congreso en su tercera reunión desde dicha instancia.

Analizó, en dos jornadas de trabajo, la realidad internacional, la situación política de nuestro país y comenzó la discusión del Plan partidario para el período 2018-2020, cuya elaboración culminará en marzo.

Como resultado del debate aprobó la siguiente Resolución Política.

1. En el análisis de la situación del mundo, que debe ser permanente, ratificamos la plena vigencia de las definiciones centrales del XXXI Congreso del PCU, que en sus grandes líneas coinciden con las adoptadas por el Frente Amplio, el PIT-CNT y el conjunto del movimiento popular. Estamos ante una crisis estructural y orgánica del capitalismo. El imperialismo ha desatado una contraofensiva a nivel mundial para poner al servicio del capital todos los recursos de la humanidad y del planeta. Como dijimos en nuestro XXXI Congreso: el impacto combinado de la crisis orgánica del capitalismo, la contraofensiva del imperialismo y las respuestas populares que la enfrenan, provoca una agudización de la lucha de clases, en el mundo, en el continente y también en nuestro país.

2. En el mundo, ello se expresa en las continuas agresiones, provocaciones y acciones que ponen en peligro la paz. Una vez más manifestamos que son centrales las tareas del antimperialismo y la lucha por la paz, y para ello continuar los esfuerzos, en todos los planos, para la conformación de un amplio frente de pueblos y gobiernos.

3. En nuestro continente, lugar del mundo donde más habían avanzado construcciones alternativas de contenido popular, la contraofensiva, que implica una salvaje restauración neoliberal y enormes retrocesos democráticos, adquiere especial intensidad. Denunciamos el nuevo golpe de Estado en marcha en Honduras, con un intento descarado de fraude electoral por parte la oligarquía. El gobierno hondureño ha decretado Estado de Sitio para reprimir las protestas populares. Esto se hace ante el silencio cómplice de la OEA y de EEUU, que defiende sus intereses intervencionistas en Honduras. Expresamos nuestra solidaridad con el hermano pueblo de Honduras y su reclamo de que se respete su voluntad expresada en las urnas.

4. En el mismo nivel de gravedad denunciamos el incumplimiento por del Estado colombiano, del denominado Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz, Estable y Duradera. Según han comprobado los verificadores internacionales las FARC, ahora transformadas en el partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, han cumplido con todo lo comprometido. El Estado colombiano no lo ha hecho. Exigimos al Estado colombiano que cumpla con la implementación de las medidas contenidas en el Acuerdo de Paz. Solicitamos a nuestro gobierno, a las personalidades de nuestro país y del resto del mundo que actuaron como facilitadores del diálogo y garantes de los acuerdos de paz, que hagan lo propio.

5. Expresamos nuestra solidaridad con la Revolución Cubana y exigimos el cese del bloqueo de EEUU y las continuas provocaciones del gobierno de Donald Trump. Nuestro respaldo a la Revolución Bolivariana en Venezuela, al diálogo en marcha en República Dominicana y nuestro rechazo al hostigamiento permanente de EEUU y su ministerio de colonias, la OEA, contra Venezuela. Denunciamos los brutales retrocesos democráticos de las medidas restauradores de los gobiernos de Macri en Argentina y Temer, el usurpador, en Brasil.

6. Como dijimos en el XXXI Congreso y ratificamos en este Comité Central “nunca fue más necesaria la superación revolucionaria del capitalismo. Pero hay un retraso enorme en la construcción de la alternativa, en particular del sujeto social y político que la materialice y construya con su acción concreta”. Esto se traduce en que han sido y son insuficientes las respuestas populares a la contraofensiva del imperialismo y de las oligarquías. Lo decimos con sentido autocrítico y desde el compromiso de hacer todos los esfuerzos necesarios para avanzar en los grados de unidad política y social del movimiento popular de nuestro continente, uno de los grandes atrasos que tenemos. Desde esa perspectiva valoramos como tres grandes aportes, la Jornada Continental por la Democracia y contra el Neoliberalismo, realizada en Montevideo, con más 3.000 delegados, de 23 países en representación de cientos de organizaciones sociales de nuestro continente. La reunión y las conclusiones del Grupo de Trabajo del Foro de San Pablo. La realización del encuentro feminista latinoamericano, también en Montevideo. Son, en distintos planos, iniciativas que aportan a construir unidad y perspectiva, social y política.

7. En nuestro país el 2017 ha sido un año de lucha, la acción de nuestro gobierno, del Frente Amplio y la movilización popular han logrado que los impactos más brutales de la crisis del capitalismo no se manifiesten en toda su gravedad contra nuestro pueblo. Eso es importante, más a la luz de lo que ocurre en el resto de la región, pero no alcanza.

8. Como definimos en nuestro XXXI Congreso: “Hay que resolver, a favor del pueblo, la contradicción central de esta etapa, entre dos proyectos de país. El de un país productivo, con justicia social y profundización democrática o el de la restauración neoliberal, con retroceso democrático y más dependencia. La dilucidación de esta lucha no se da en un momento o en un conjunto de momentos aislados. Es un proceso histórico y se libra en toda la sociedad, todos los días. Eso es la disputa por la hegemonía, por el poder. Lo acumulado por nuestro pueblo en organización y conciencia nos trajo hasta aquí. Es necesario un nuevo nivel en la acumulación de fuerzas del pueblo para avanzar”.

9. El 2017 fue y sigue siendo un año de enormes luchas y movilizaciones obreras, los paros del PIT-CNT, las movilizaciones de los trabajadores de los entes, de la construcción en defensa de la Ley de Aporte Unificado, los rurales, los forestales, del comercio, la campaña que ha logrado cientos de miles de firmas en respaldo a la Ley de Empleo para personas con discapacidad en la actividad privada. También de democracia obrera con varias elecciones sindicales de gran participación, entre las que destacamos las de SUTEL y la UNTMRA, que ratificaron además una conducción clasista y unitaria, el Congreso de FUECYS y avances importantes de las concepciones unitarias en el SUINAU y el Taxi, entre otras. Ha sido un año de lucha contra la impunidad, con un gigantesco 20 de Mayo, la colocación de decenas de placas de la memoria en todo el país, la movilización en Plaza Libertad reclamando que avancen las 308 causas judiciales cuya situación es vergonzosa. De protagonismo estudiantil con un gran 14 de agosto y las elecciones de la FEUU. De presencia permanente y masiva del movimiento por los derechos de las mujeres, con un enorme y unitario 8 de marzo y grandes movilizaciones contra la violencia de género. De realización del Congreso de ONAJPU, organización de importancia estratégica para el movimiento popular. De lucha por la vivienda y de movilizaciones de FUCVAM. De concreción de experiencias populares como el Programa de Vivienda Sindical, que acaba de entregar decenas de viviendas, en medio de una gran movilización y alegría, en Paysandú. De movilización frenteamplista, con un Congreso unitario de reafirmación y en los Comité de Base, en el 25 de agosto. De concreción de avances en Salud Pública en todo el país, de avances del Sistema Nacional Integrado de Cuidados, de realización de varios e importantes Consejos de Ministros abiertos en todo el país.

10. En el período transcurrido desde la reunión de setiembre logramos construir una salida, en clave de FA, unitaria, que recogiera la ética y la fraternidad, para la difícil situación planteada en torno al compañero Raúl Sendic. La derecha ha mostrado una vez más su hipocresía y doble discurso cuando ante situaciones como las del intendente de Soriano, Basocu, el ex intendente de Flores, Mazullo, entre otras, no ha actuado y ha amparado conductas irregulares. El FA demostró, aún en una situación difícil, que puede superarlas con una síntesis unitaria.

11.  Ante la persistencia del ataque sistemático contra el gobierno y el Frente Amplio ratificamos la necesidad de defender a las empresas públicas y su papel; la Reforma de la Salud y muy especialmente la Salud Pública y ASSE, brutalmente atacadas, en este punto se ha dado un paso importante con la iniciativa del Frente Amplio de una campaña nacional en defensa lo hecho y para avanzar; y también la defensa del Sistema Nacional de Cuidados y las políticas sociales que han mejorado y dignificado la vida de decenas de miles de uruguayas y uruguayos.

12. Expresamos nuestro compromiso irrenunciable con la lucha por Verdad y Justicia y por ello condenamos la sentencia de la Suprema Corte de Justicia que no tipifica como crimen de lesa humanidad la tortura, lo que constituye un retroceso enorme, que se suma al estancamiento de las causas judiciales. Manifestamos nuestra preocupación ante la denuncia de Madres y Familiares sobre la entrega, nuevamente, por parte del Ejército de información falsa sobre los desaparecidos y exigimos respuestas ante esa denuncia.

13. Ratificamos la importancia, para construir una ofensiva popular y avanzar, de la aprobación de un conjunto de leyes populares que hoy están en el Parlamento. Como la ley de empleo para las personas con discapacidad en el sector privado, la reglamentación del Convenio 158 de la OIT, el fondo de Insolvencia Patronal, la de Regulación de Alquileres y la ley que atiende a las y los cincuentones perjudicados por las AFAP´s, entre otras. Ante la polémica generada en los últimos días sobre la iniciativa del Poder Ejecutivo que ampara a los denominados cincuentones perjudicados por las AFAP´s, expresamos nuestro respaldo al proyecto de ley enviado por nuestro gobierno. Responde a una demanda justa de un amplio movimiento social y de un conjunto de uruguayas y uruguayos perjudicados por la privatización de la seguridad social que implicó la implementación del Régimen de las AFAP´s en 1996. Estamos dispuestos a debatir en el Frente Amplio sobre inquietudes planteadas por algunos sectores, pero sobre la base de que se respeten los ejes fundamentales del proyecto de nuestro gobierno, impulsado por el presidente Tabaré Vázquez, la cantidad de beneficiarios y el alcance de los beneficios. Pero además entendemos que es un error político concentrar el debate en el Frente Amplio y no en la responsabilidad histórica de la derecha.

14. Expresamos nuestra preocupación por el conjunto de iniciativas que hoy están sobre la mesa en cuanto a la inserción internacional de nuestro país, en particular el TLC con Chile y el del MERCSOUR con la Unión Europea. Expresamos en el Frente Amplio nuestras reservas y diferencias, creemos que hay que promover, en un escenario mundial y regional que sabemos complejo, una inserción internacional soberana y que resguarde el desarrollo productivo de nuestro país.

15. Manifestamos nuestra solidaridad con la lucha de las y los trabajadores de la carne contra la represión sindical y la intransigencia patronal y del gas, enfrentando la intransigencia y prepotencia de una transnacional (fundamentada en resoluciones específicas).

16. Comprometemos todo nuestro esfuerzo para lograr una realización del Congreso de la Educación que aporte a su transformación en una perspectiva popular.

17. El año que viene será un año clave, entendemos que serán centrales los Consejos de Salarios, donde cientos de miles de trabajadores y trabajadoras negociarán su salario y las condiciones de trabajo, instancia clave para avanzar, desde una perspectiva popular, en la distribución de la riqueza. La Rendición de Cuentas, última de este período, en la que habrá que lograr, una negociación real y con tiempo de sus contenidos y que esté en sintonía con el cumplimiento del Programa del Frente Amplio. También será el año del Congreso en el que nuestro Frente Amplio construirá el programa de Gobierno con el que se presentará a las próximas elecciones. Estos tres elementos, junto con la movilización por la aprobación de las leyes populares, vertebrarán la lucha en la que debemos lograr colocar el eje del enfrentamiento de dos proyectos de país y, desde allí, acumular para resolver esa contradicción desde una perspectiva popular.

18. Las y los comunistas hemos estado militando en todas estas luchas, día a día. Este año el PCU ha realizado su XXXI Congreso, que implicó una movilización política que involucró a miles en todo el país. Realizó una campaña nacional por su 97 aniversario, con un gran acto central en Montevideo y decenas de actos y actividades en todo el país y en Argentina. Hemos desplegado iniciativas propias, y participado de las promovidas en forma unitaria, por los 50 años de la caída en combate de Ernesto Che Guevara y por los 100 años de la Revolución de Octubre. Hemos realizado decenas de actividades de memoria histórica recordando a nuestros mártires. La UJC ha realizado también actividades por el Che, con una campaña nacional de agitación y los 100 años de Octubre, en torno a su 62 aniversario y movilizaciones antimperialistas. Hemos reunido agrupaciones y círculos, seccionales, departamentales, hemos mantenido EL POPULAR, hemos estado con él presentes en la Feria del Libro, hemos desarrollado la web partidaria y comenzado un trabajo en las redes sociales, hemos cobrado cotizaciones, vendido la rifa anual, hemos incrementado el número y la calidad de los cursos de formación partidaria. Hemos instalado las Comisiones de Trabajo centrales para avanzar en la elaboración y el trabajo de todo el Partido. Hemos hecho mucho, pero no alcanza.

19. Nos proponemos con el Plan que estamos discutiendo, que es de lucha, en medio de la lucha y para luchar mejor, construir un PCU y una UJC acordes con las necesidades que los desafíos de la etapa nos plantean. Esa será nuestra mayor contribución a la lucha de nuestro pueblo por avanzar. Dando nuestra mayor contribución para la conquista del cuarto gobierno nacional del Frente Amplio, con mayorías parlamentarias, levantando perspectiva, fortaleciendo la unidad del pueblo en el bloque político y social de los cambios y para cumplir con el objetivo central definido en nuestro XXXI Congreso: “Derrotar en Uruguay la ofensiva del imperialismo y de la derecha, y despejar los caminos, con lucha, para avanzar en democracia, hacia una democracia avanzada, con rumbo al socialismo”

3 de diciembre de 2017
Comité Central
Partido Comunista de Uruguay