Las elecciones de la FEUU

Votaron más de 10 mil estudiantes, la Lista de los Centros fue la más votada

Mariana Arias

La hora en el reloj marcaba que ya había empezado el viernes 27 de octubre, en varias facultades los salones estaban ocupados con el escrutinio, mientras en la puerta de cada una se concentraban los militantes esperando. Llegaban noticias de cada lugar donde se finalizaba el escrutinio, alguno estaba sacando cuentas, terminaba y empezaba otra vez, terminaba y empezaba otra vez, finalmente se rendía, no había otra que esperar por las elecciones que iban a transcurrir el viernes 27, estaba demasiado parejo. Al finalizar el viernes 27 los resultados dejaron a la Lista de los Centros como la lista más votada, a la lista del Frente de Participación Estudiantil (FPE) como segunda fuerza, y en tercer lugar a la Brigada 1958. El lunes 30 de octubre se escrutaron los votos observados, y como no podía ser menos en una elección tan pareja, con esos votos la Brigada 1958 pasó a ser la segunda lista más votada, haciendo pasar al tercer lugar al FPE. La Lista de los Centros sacó una diferencia de más de 2.000 votos a las otras listas.

Con más de 10.000 votos de estudiantes en todo el país, la Lista de los Centros obtuvo el 49% de los votos, mientras que la Brigada 1958 y el FPE obtuvieron un 23% cada una, el 5% restante fue para otras tres agrupaciones. Debido a que la Brigada 1958, el FPE y dos de las tres agrupaciones que obtuvieron un porcentaje menor, habían realizado un lema en conjunto, y dicho lema superó a la Lista de los Centros (por 200 votos), los siete lugares en la Mesa Ejecutiva quedaron repartidos de la siguiente manera: 3 lugares para la Lista de los Centros, 2 lugares para la Brigada 1958, 2 lugares para el FPE. Siendo, además, la mayoría mujeres.

La distribución de responsabilidades quedó de la siguiente manera: Analia Ruggieri, Cogobierno (Lista de los Centros); Romina Picco, Comunicación (Lista de los Centros); Mauro Conti; Asuntos Gremiales (Lista de los Centros); Daniela de Polsi, Relaciones Internacionales (Brigada 1958); Michel Martinez, Cultura (Brigada 1958); Diego Pereira: Organización (Frente de Participación Estudiantil).

Cecilia Ríos: Finanzas (Frente de Participación Estudiantil)Siendo esta la tercera vez que la Mesa Ejecutiva de la FEUU se elige de esta manera, la Lista de los Centros sigue siendo la más votada, y aunque la alianza electoral que realizaron cuatro agrupaciones logró quitarle a la Lista de los Centros un lugar en la mesa, lo hizo solo por 200 votos. ¿Qué significa que la Lista de los Centros siga siendo la más votada? Podemos entender que los estudiantes siguen reivindicando a sus Centros de Estudiantes como la mejor forma para organizarse, y no solo eso, que ven la necesidad de que los Centros de Estudiantes tengan espacios abiertos donde puedan participar todos, quienes estén nucleados en agrupaciones gremiales y quienes no. Esto ya se había demostrado dos veces este año cuando el Centro de Estudiantes de Ingeniería y el Centro de Estudiantes de Odontología realizaron plebiscitos para modificar su estatuto, donde se enfrentaba una propuesta de eliminar espacios como el Plenario (espacios de resolución horizontal donde puede participar cualquier estudiante de la Facultad), y las contrapropuestas que, justamente, reivindicaban estos espacios. En ambos casos, las propuestas (presentadas las dos por el FPE) que eliminaban los espacios resolutivos abiertos perdieron, a pesar de tener un mayor despliegue militante, demostrando, lo que luego confirmó la victoria de la Lista de los Centros, que los estudiantes no quieren perder esos espacios y no quieren verse obligados a tener que adherir a una agrupación gremial para poder participar.

Creer que los debates se deben dar de forma cotidiana en espacios donde todos puedan participar, creer que las diferencias deben ponerse sobre la mesa en esos espacios, para saldarlas en conjunto y luego poder salir a construir y trabajar con la misma idea, es creer que la participación es más que solo votos. Hacer que los debates se den solo en un acto eleccionario es no permitir el debate, el “enfrentamiento” de ideas, solo para reducirlo en un volante jamás va a lograr que se supere las diferencias en pos de una síntesis conjunta y unitaria, es quitarle al movimiento estudiantil la posibilidad de profundizar en cada aspecto para que la superación de las diferencias se convierta en el avance de un movimiento más fuerte, y con mayor capacidad de incidencia en el país. Entender que saldar las diferencias no significa eliminarlas, como si fuera algo malo la pluralidad de las ideas, por saldar las diferencias entendemos poner por encima de ellas eso que nos une, para fortalecer la unidad.

La Federación ha logrado en los últimos años movilizar a miles de estudiantes, ha logrado el respaldo de cada uno de esos estudiantes en las elecciones, solo le falta dar un salto cualitativo para poder organizar mejor a esos estudiantes. Creemos que en el momento en que las puertas están abiertas, sin ningún tipo de condiciones, a quien quiera acercarse a sumar a cada uno de los Centros de Estudiantes, la FEUU está creciendo, se está fortaleciendo y se está organizando. Lo creemos nosotros y los 4.500 estudiantes que votaron la Lista de los Centros.