COMPLEJO EDUCATIVO HEDERSON CARDOZO

El proceso de nominación de la Escuela 249 y el Jardín 252 tiene una historia larga, porque el barrio donde están enclavadas estas instituciones tiene una historia larga.

Estas instituciones, que comparten local, están ubicadas en el Complejo José Pedro Varela, dentro de COVISUNCA. Quizás ahí comienza esta historia, porque COVISUNCA está íntimamente ligada a los valores y principios del cooperativismo de ayuda mutua, también al Movimiento Sindical y particularmente al Sindicato Único de la Construcción y Anexos (SUNCA).

Seguramente no exista otro caso igual, estas instituciones tienen sus raíces en la solidaridad de los trabajadores, en la unidad como principio y en la lucha para conquistar avances populares, para resolver los principales problemas de la gente.

Decíamos que la historia del COVISUNCA es la historia de las Cooperativas de Viviendas Por Ayuda Mutua, porque fue una iniciativa centrada en resolver aquel dilema de los obreros de la construcción, porque aquellos que construían castillos se veían obligados a vivir en ranchos de lata.

La construcción del complejo comienza en 1971, año clave para nuestro pueblo por muchas razones. Y ese rico proceso de la historia del movimiento popular tuvo muchos aspectos de avanzada: en primer lugar un comentario clave, en el contexto de una enorme y justa movilización nacional e internacional en torno a las reivindicaciones de las mujeres, vale la pena  mencionar y reconocer que este complejo fue construido por mujeres y hombres a la par, porque el proyecto fue para todos y todas las que abrazaron el sueño de la casa propia.

En segundo lugar, remarcar que durante el período de construcción del Complejo se fundó la guardería de obra, un comedor popular, se proyectó la biblioteca, la policlínica y la Escuela, todas conquistas que hasta el día de hoy son señas de identidad del barrio, marcas que comenzaron durante la construcción del Complejo, que se afianzaron durante sus primeros años de funcionamiento, pero que se proyectan en el futuro.

Y hablar de la historia de COVISUNCA exige hablar de Hederson Cardozo, porque Cardozo fue impulsor del sueño. Es imprescindible establecer la relación entre COVISUNCA y Cardozo. Nacido en Cerro Largo, un 20 de julio de 1921, no terminó la Escuela y desde niño tuvo que salir a trabajar, albañil de profesión y también albañil de utopías. Dirigente del SUNCA, pionero de la iniciativa de las cooperativas de viviendas y también pionero del centro educativo para los niños y niñas del Complejo.

Durante la dictadura fascista fue detenido, torturado y recluido por años, nunca se doblegó. COVISUNCA sufrió allanamientos, persecuciones y detenciones, unos 300 compañeros se llevaron detenidos del Complejo. Pero a las familias de los detenidos nunca les faltó el plato de comida en la mesa, porque COVISUNCA y SOLIDARIDAD siempre caminaron juntas.

Es importante mencionar que la última vez que se vio con vida al “Negro” Pedroza fue en una asamblea en este Complejo, porque a pesar de la persecución y del miedo instalado por el fascismo, siempre se siguió trabajando para construir aquellos sueños.

Con su visión en perspectiva Cardozo planteó que parte de los predios del Complejo fueran destinados a la construcción de una Escuela y allí comenzó un largo periplo hasta el presente. Presidió durante años la comisión Pro-Escuela, caminó y caminó junto a muchos para concretar el sueño. La Escuela funcionó durante años en algunos espacios del Complejo, como el salón comunal o los actuales salones comerciales, pero el barrio, con Cardozo a la cabeza, pelearon para tener el local que disfrutan más de trecientos niños y niñas.

La Escuela y el Jardín están marcados por todo este proceso, son producto de mucha lucha, y a partir del martes 5 de setiembre estas instituciones llevan orgullosas el nombre de un obrero, de un referente del pueblo, de un dirigente sindical y cooperativo… Complejo Educativo Hederson Cardozo.

 

Maestro Esteban Coitiño.