Macri complicado

Santiago Maldonado -el artesano desaparecido hace 35 días tras una operación policial en la Patagonia- aumentan las críticas contra el Gobierno de Mauricio Macri por la falta de respuestas institucionales a un caso que ha movilizado a medio país. 

Ante críticas y denuncias provenientes de disímiles sectores de la sociedad y el arco político argentino, el mandatario del país se limita a emitir escuetos pronunciamientos de preocupación, pero sin que la opinión pública verifique aún efectivos pasos concretos para dilucidar la circunstancia y destino del joven de 28 años desaparecido y exigir las debidas cuentas a las autoridades responsables.
 
Como se conoce, miembros de la comunidad Mapuche, a cuya protesta por tierras en posesión de un geófago, se unió Maldonado, testimoniaron que este último  fue apresado el 1 de agosto por la Gendarmería (policía militarizada) e introducido en un vehículo en el que se lo llevaron sin que hasta el presente se sepa nada de su paradero.
 
Para los argentinos el tema de las desapariciones de amargos recuerdos, es demasiado sensible, por todo lo que se sufrió en los tiempos de dictaduras militares y Operación Cóndor, como para pasar por alto este  reciente caso y por el contrario para que muchos hayan salido a protestar en las calles frente a una probable vuelta a repudiables métodos del pasado en aparatos represivos, al parecer todavía en pie.
 
Con estos componentes Macri se ve ahora afrontado inesperadamente a una de las complicaciones de más futuras consecuencias para su presidencia en un contexto de despidos, aumentos del costo de la vida, desencantos de electores  y vuelta triunfal  a la palestra política de la ex presidenta Cristina Fernández.
 
Tomado del Portal Cubadebate