Ultimos datos de empleo y salarios

En mayo baja la tasa de desempleo, pero también el empleo

Hace unos 10 días el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha informado sobre la evolución de los indicadores del mercado de trabajo con datos correspondientes al mes de mayo del corriente año. La tasa de desempleo, que mide la proporción de desocupados en relación a la población económicamente activa, bajó por segundo mes consecutivo tras el "pico" de 9% alcanzado en el mes de marzo, ubicándose en mayo en 7,9% en promedio para todo el país. Este guarismo coincide exactamente con la tasa de desempleo de mayo del año pasado.

No obstante lo anterior, en términos de mediano plazo, la tendencia en los últimos meses viene siendo de incremento de las tasas de desempleo. Es difícil aventurar si los datos de abril y mayo (dos meses consecutivos de descenso del desempleo) constituyen un cambio de tendencia o si se ha arribado a una "meseta" de cierta estabilidad de las tasas de desempleo en el entorno del 8% aproximadamente.

La tasa de empleo, indicador que mide la proporción de ocupados en relación a la población en edad de trabajar, se ubicó en 58,2% en el mes de mayo. En comparación al mes de abril, la tasa de empleo tiene una caída de medio punto porcentual. Esto nos lleva a constatar que la caída en la tasa de desempleo registrada en mayo respecto a abril, no se explica por una mayor cantidad de personas trabajando sino por una menor cantidad de personas buscando empleo. En la comparación interanual y al igual que lo sucedido con la tasa de desempleo, la tasa de empleo en mayo se ubicó exactamente en el mismo guarismo que en mayo del año pasado.

El salario real mantiene tendencia ascendente

Tras la fuerte desaceleración en la evolución del salario real promedio ocurrida en 2015 y el primer semestre de 2016, en los últimos meses el crecimiento del poder de compra de las remuneraciones se ha acelerado. Esto se relaciona con la caída de la inflación por debajo de lo esperado incluso de las proyecciones más optimistas.

En el promedio del último año móvil (los meses que van de julio de 2016 a junio de 2017 inclusive), el salario real promedio de la economía se ubicó 2,39% por encima del salario real en el año móvil anterior, lo que muestra una aceleración del crecimiento respecto a los registros de cierre de 2015 y 2016 (crecimiento anual del salario real de 1,56% en ambos casos).

Cabe mencionar que la evolución del salario real de los trabajadores privados en este último año móvil es levemente superior al de los públicos, pero en ambos casos muy cerca del promedio global (2,47% y 2,26% de crecimiento respectivamente).

Es esperable que, si la inflación se mantiene en niveles bajos, al cierre de 2017 el salario real muestre una evolución más favorable que en los dos años previos. Para 2018 aparece como elemento determinante de la evolución del poder de compra de los salarios, lo que se termine de resolver en la rendición de cuentas sobre remuneraciones de los trabajadores estatales y fundamentalmente la ronda de consejos de salarios que se avecina en dicho año.

Bruno Giometti