El Espacio Avanzar en Democracia y la 609 presentan proyectos para regular viáticos de los parlamentarios

  • Publicado en Espacio

Las iniciativas buscan transparentar el gasto de los viáticos en los viajes al exterior. Hoy solo se devuelve el 8% del total. 

Omi Cazarré

 

La transparencia, la gestión, las denuncias sobre presuntas irregularidades, las sospechas de corrupción vienen estando en los primeros planos en el último tiempo. Particularmente desde la oposición se viene desarrollando una campaña de constante sospecha, denuncia, cataratas de comisiones investigadoras con el fin de establecer un manto de duda sobre cada aspecto de la gestión del Frente Amplio en el gobierno.

Muchas de esas voces surgen del Parlamento, donde, paradójicamente, en un aspecto: la transparencia en el uso de los dineros públicos deja bastante que desear. Los viáticos que los legisladores utilizan en sus viajes al exterior no tienen la necesidad de ser rendidos, o sea, pueden ser gastados sin justificación alguna. El criterio, en la actualidad, queda a consideración de cada legislador. En este sentido, quien fue tremendamente gráfico fue el diputado del Partido Nacional Jorge Gandini. En declaraciones a la prensa indicó: “No devuelvo los viáticos; los viáticos no son partidas a rendir. No tengo que hacer lo que no estoy obligado a hacer”.

En contrapartida, y como compromiso ético y de responsabilidad con los dineros públicos, la 1001 y la 609 presentaron proyectos para regular el uso de los viáticos, estableciendo fundamentalmente la obligación de justificar cada gasto.

“El FA siempre peleó por la austeridad y la transparencia”

En diálogo con EL POPULAR, el diputado Gerardo Núñez, destacó la lucha histórica del Frente Amplio por la transparencia, además de indicar qué es lo que se pretende con este proyecto de ley.

“El proyecto es un aporte a la discusión del Parlamento y sobre todo para que el Frente Amplio tenga una herramienta de discusión, de puesta en marcha de mejoras en cuanto a la transparencia en la función pública, elementos que son compartidos por el Frente Amplio desde hace mucho tiempo; desde que el FA se crea como fuerza política y luego cuando comienza a asumir labores en los espacios de gobierno. El FA siempre peleó por la austeridad, por la transparencia, por el manejo riguroso de los dineros públicos, y por tanto las partidas vinculadas a los viáticos también se inscriben dentro de esto”, dijo.

“En el caso del Partido Comunista y la 1001 también ha sido una práctica histórica. Sin ir más lejos, en el período 2005 – 2010, trabajamos en la Junta Departamental de Montevideo, junto con el compañero Carlos Tutzó, para ajustar la reglamentación de los viáticos que percibían los ediles, contribuyendo a la claridad del accionar de los legisladores en ese sentido. Este proyecto de ley no está basado en la demagogia, sino que busca preservar la labor parlamentaria, calificar y potenciar su trabajo”, agregó Núñez.

“Es medio hipócrita que no tengamos una regulación específica”

Daniel Caggiani, diputado de la 609, argumentó la presentación de un proyecto de ley con el mismo fin: controlar los gastos que los parlamentarios efectúan en el exterior.

“Los legisladores aprobamos leyes y también controlamos y fiscalizamos el accionar de algunas dependencias públicas; entonces, es medio hipócrita que no tengamos una regulación específica para también controlar el uso de los dineros públicos. Sobre todo, teniendo en cuenta que hay algunos legisladores que han dado la vuelta al mundo por viajes parlamentarios y no han devuelto un peso de los viáticos; y después se engolan la voz en algunos programas de televisión hablando sobre los gastos. No sería muy conveniente tener un doble discurso en ese sentido”, declaró Caggiani al periódico La Diaria

El reciente Congreso del MPP había resuelto impulsar un proyecto de ley que regulara los viáticos de los parlamentarios, entre otras iniciativas tendientes a arrojar transparencia sobre el uso de los dineros públicos. “La izquierda uruguaya ha estado históricamente comprometida con la transparencia en el uso de los dineros públicos. Esto es un compromiso ético y político de la izquierda en Uruguay”, comienza diciendo el sitio web del MPP en el artículo donde se argumenta la presentación de su proyecto. Más adelante agrega: “La actividad política partidaria necesariamente debe dar claras señales de transparencia en la toma de decisiones, el uso adecuado de los recursos públicos y la rendición de los mismo a la sociedad. En este sentido el Parlamento Nacional se encuentra en falta”

 

Los proyectos

Tanto el proyecto presentado por la 1001 como el de la 609 comparten casi la totalidad de sus cometidos, su exposición de motivos e incluso gran parte del articulado.

Ambos proyectos determinan qué se entiende por viático y para qué debe usarse: alojamiento, locomoción y alimentación. Además, indican cómo se debe establecer el monto a otorgar, tomando en cuenta la escala básica que fija el Ministerio de Relaciones Exteriores en base a la elaborada por Naciones Unidas, según el destino.

De cualquier forma, la principal medida de ambos proyectos es establecer la obligatoriedad a la hora de rendir los gastos. Deberán presentarse comprobantes de cada gasto dentro de los diez días corridos luego del retorno al país. Los montos que no sean justificados, o aquellos que lo sean fuera de plazo, serán descontados del sueldo del legislador. Por otra parte, los legisladores deberán reintegrar los excedentes del viático recibido, siempre que existan.

“Vemos con muy buenos ojos que se haya aportado otro proyecto por parte de los compañeros del MPP”, expresó el diputado Gerardo Núñez, que además agregó que, dadas las coincidencias de ambos proyectos, “todo indica que vamos a tener en los próximos días un proyecto común de la bancada del Frente Amplio”.