Los desafíos del PCU en Montevideo

Este viernes, sábado y domingo, se realizará la Conferencia Departamental de Montevideo del PCU, en el marco del XXXI Congreso, “100 años de la Revolución de Octubre”.

EL POPULAR dialogó con Daniel Berrutti, secretario político de la departamental capitalina comunista, sobre la marcha de la discusión y los temas centrales que se abordarán el fin de semana.

Berrutti explicó que en la Conferencia se instalarán, para ordenar la discusión, 3 Comisiones: Descentralización y Poder Popular; Bloque político, social, democrático y radical de los cambios y Partido y UJC como problema cardinal de la revolución; además trabajará la comisión de Candidatos para la próxima dirección departamental, que comenzó a funcionar, con delegados de los distintos seccionales partidarios, este lunes.

La Conferencia, que se desarrollará en el Club Welcome, en Emilio Frugoni y Gonzalo Ramírez, comienza el viernes a las 19 horas, con el acto de apertura que será abierto. En él hablarán Daniel Martínez, intendente de Montevideo; Carlos Varela Ubal, alcalde del Municipio B, Carlos Varela, presidente de la Departamental de Montevideo del Frente Amplio, Belén Franco por la UJC y Daniel Berrutti, por la Departamental del PCU.

“Los temas centrales son los del Congreso del Partido, para nosotros, como Comité Departamental, el asunto es como contribuimos, en el marco de la especificidad que tiene el trabajo de Montevideo, contribuir a resolver el conjunto de los problemas que afectan a nuestro pueblo y al país”, afirmó

Recordó que “el principal objetivo político que se plantea el PCU es frenar en Uruguay la contraofensiva del imperialismo y abrir caminos para avanzar en democracia. Las propias tesis plantean que la principal contribución que podemos hacer para frenar esa contraofensiva es volver a conquistar el gobierno nacional en 2019, y para nosotros, también el gobierno municipal capitalino en 2020”.

Explicó que: “para ello, en esta conferencia, haremos un esfuerzo grande para caracterizar correctamente y con precisión la situación del gobierno actual frenteamplista de Montevideo, y para trazar los caminos para que podamos contribuir a que sea el mejor gobierno departamental posible. Tratando de impulsar, de mejor manera, todo el tema de la descentralización, en el marco de la construcción del poder popular. Necesitamos que las instancias de descentralización se vayan afianzando como un instrumento válido para el protagonismo de las masas en la vida política del departamento. Esto todavía no está muy comprendido por los frenteamplistas. Pero si lo comprenden con total claridad, y así lo expresan desde los propios editoriales de los diarios de la derecha, las clases dominantes. El diario El País ha instalado que uno de los mejores instrumentos para reconquistar Montevideo es hacer síntesis política de lo que están haciendo los alcaldes blancos en los dos municipios que ganaron para terminar de derrotar al Frente Amplio en el resto de los municipios”.

En cuanto al debate que se abordará en la segunda comisión, Berrutti planteó que “una de las ideas principales es cómo somos capaces como partido de la clase obrera de extender la influencia de la clase obrera al conjunto de la sociedad. Es un tema que nos parece central, porque si nosotros decimos que la clase obrera es la que está llamada, desde los estudios de Marx, a ser los sepultureros del capitalismo, y como también dijo Marx, solos nos podemos, tenemos que ser capaces de extender la influencia de la clase obrera a las distintas capas que componen la sociedad, para construir un movimiento popular que esté dispuesto a luchar por construir un gobierno popular, nacional y democrático, partiendo de los avances en la calidad de vida de la gente que hemos logrado con los gobiernos del Frente Amplio en el país y en Montevideo, y por supuesto, en cada una de las intendencias y alcaldías de todo el país que gobierna el FA”.

En ejemplos concretos planteó: “para eso las Mesas Zonales del PIT-CNT, la confluencia del PIT-CNT con las organizaciones populares no sindicales en cada zona, etc. Pero la extensión de la influencia de la clase obrera hacia el conjunto de la sociedad se hace imprescindible. Ese es uno de los temas que necesitamos poner en el debate porque gran parte de la batalla para volver a conquistar el gobierno nacional y continuar el proceso de transformaciones que está en marcha tiene que ver con el éxito que podamos tener o no en la extensión de la incidencia de la clase obrera en las diferentes capas de la sociedad”.

“Por supuesto que eso incluye a la propia fuerza política Frente Amplio. Como somos capaces de reinstalar ese sentido de pertenencia, esa solidaridad, digo reinstalar porque la tuvimos, antes había un conflicto sindical e inmediatamente el Comité de Base del Frente Amplio estaba llevando la solidaridad. Eso se ha ido perdiendo porque hay una batalla ideológica que despliega el enemigo que va modificando algunas cosas a su favor, otras, no puede. Necesitamos, también a través del incremento de la incidencia de la clase obrera, que el Frente Amplio empiece a instalarse en la realidad política nacional como el eje político del bloque de los cambios. Y hay sectores del Frente Amplio que no se sienten así. No hemos logrado que el Frente Amplio se sienta parte de ese bloque político y social de los cambios y por lo tanto tampoco que cumpla la función de eje político de ese bloque”, apuntó.

“Hay cosas a las que tenemos que ponerle mucha cabeza, si bien es cierto que hemos dado enormes batalles y hemos triunfado en un montón de ellas, las conquistas que hemos logrado se pueden explicar por dos cosas: por una sensibilidad distinta que tiene el gobierno del Frente Amplio y por el nivel de organización y lucha que ha tenido el movimiento popular. La organización y movilización del movimiento popular alcanzó para esto, los desafíos nuestros son más grandes. Se trata de cómo logramos incrementar los niveles de organización y lucha incorporando al Frente Amplio a las mismas, incorporando al movimiento social no sindical a la misma, para ser capaces de avanzar mucho más rápidamente en la implementación de políticas de mayor profundidad democrática, en el aquel camino que decíamos de llevar la democracia hasta las últimas consecuencias”, dijo.

En cuanto al Partido en Montevideo, señaló que “se viene de un proceso importante, ayer (martes) habíamos superado las 121 agrupaciones reunidas en el departamento hacia esta Conferencia y el Congreso. Todavía se siguen reuniendo. En general con buena participación y en algunos casos con muy buena participación. El Partido es clave y tenemos que analizar un conjunto de elementos para mejorar nuestro trabajo en todas las áreas. En el Frente Amplio, y no estamos desconformes, han sido muy buenos los resultados en el último Congreso, donde nuestros camaradas, y también el frenteamplismo que se expresó en las discusiones, jugaron un gran papel. Pero necesitamos más Frente Amplio, más Comité de Base. Lo mismo en el movimiento sindical, se ha militado mucho y muy bien, se han obtenido cosas muy importantes y hay un peso destacado de nuestra orientación, pero también necesitamos más. Concebimos el Partido en el medio de las mases organizándolas para luchar contra la contraofensiva del imperialismo”.

“Es apasionante toda esta discusión y toda la práctica política que tenemos que meterle atrás. Porque peleamos contra un enemigo muy poderoso, está bueno como se vienen reuniendo las agrupaciones, las conferencias seccionales, como venimos avanzando en ese aspecto y creemos que vamos a tener un número muy importante de delegados participando, discutiendo estos temas, después de haber discutido las Tesis del Partido en cada agrupación. Hay que destacar el esfuerzo que las y los compañeros están haciendo, los compañeros están haciendo esta discusión en medio del Congreso del FA, de la preparación del acto de la 20, de la solidaridad con Venezuela, de las luchas sindicales”, valoró.

“Para los comunistas la participación de las masas es como el oxígeno que respiramos. Tenemos que lograr que las masas asuman los desafíos y sean protagonistas de un proceso que va a llevar a la liberación de nuestro país”, concluyó.